La Música de la Catedral

La Música de la Catedral

Alrededor de la Catedral han girado siempre los principales acontecimientos de la vida salmantina. Además de su función pastoral y de culto diario, esta institución participaba activamente en las principales fiestas de la ciudad, y organizaba rogativas para implorar favores divinos y otras funciones de carácter público y privado.

La música era el elemento que servía de cohesión a todas las funciones litúrgicas. Se cantaba especialmente en las misas solemnes, honras fúnebres de personalidades destacadas y procesiones, y se entonaban siempre una salve y un Te Deum cuando se habían concedido importantes favores solicitados en las oraciones. Por ello, la capilla de música catedralicia era un elemento fundamental en la vida de la ciudad, y el cabildo se esmeraba en contratar siempre los mejores músicos a su alcance.

El Maestro de Capilla era el encargado de componer y dirigir la música, y estaba al frente de uno o varios organistas, varios capellanes músicos, sochantres, salmistas, músicos de voz e instrumentos y mozos de coro. Todos ellos accedían al puesto por oposición o nombramiento directo del Cabildo. Los sochantres se encargaban de dirigir el canto llano y eran ayudados en su labor por los salmistas; los músicos de voz e instrumentos intervenían en la interpretación de la polifonía y de la llamada “música a papeles”, en que cada intérprete recibía “el papel” con la parte que le correspondía. Había mozos de coro de ropa encargada y negra, que estudiaban gramática y música y también ayudaban en la capilla musical.

A partir del s. XVII, el maestro de capilla estaba obligado a componer los villancicos para el Corpus Christi y Navidad, que eran las solemnidades más destacadas del año, recibiendo para este efecto un mes de permiso. También enseñaba música a los mozos de coro, y sus informes eran siempre tenidos en cuenta a la hora de contratar nuevos músicos. Aunque no existía vinculación oficial entre la cátedra de música de la Universidad y el magisterio de capilla catedralicio, son muchos los casos en que ambos puestos concurrieron en la misma persona, hecho que atrajo a importantes maestros que terminaron aquí su vida activa.

La Capilla acudía también a “fiestas de fuera”, como celebraciones de otras comunidades religiosas o de la Universidad. Dentro de éstas había fiestas “de tabla”, que eran de asistencia obligatoria, y otras en las que la capilla decidía su asistencia democráticamente. Para estas fiestas -según el Estatuto de 1732-, el maestro tenía que entregar “los papeles” a los músicos con tiempo suficiente, y el pago que recibía dependía de si la obra era antigua o de “nueva composición”.

Del brillante pasado musical de la Catedral salmantina, son testigos los 3 órganos de la Catedral Vieja -el gótico del siglo XV situado en la Capilla de Anaya y dos realejos del siglo XVI: el llamado “órgano de Salinas” y el “de la Capilla Dorada” situados respectivamente a la izquierda y derecha de la nave central-, y los 2 de la Catedral Nueva enfrentados en el coro: a la derecha el renacentista, construido en el siglo XVI probablemente por Damián Luis, y a la izquierda el barroco, construido por Pedro Echevarría a mediados del siglo XVIII y regalado a la catedral por el entonces obispo José Sancho Granado.

El Archivo Catedralicio guarda uno de los más extraordinarios conjuntos de instrumentos aerófonos renacentistas –orlos, chirimías y bombardas-, un oboe y un bajón barrocos y 2 trompas del siglo XIX. Posteriormente, se han encontrado otros 3 instrumentos, muy deteriorados, y que están aún por estudiar, restaurar y catalogar. Se trata de un arpa, una trompa marina y una chirimía bajo. La intensa actividad musical que aquí se desarrolló nos ha legado también 76 cantorales de gregoriano, 13 libros de polifonía y más de 3000 partituras de los siglos XVII, XVIII y XIX.

capilla_sanmartin
Detalle de la Puerta Catedral de Salamnca
detalle_exterior_2

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
× CERRAR
ENTRADAS ONLINE

Anticipate y compra tus entradas online de una forma sencilla y segura. Ahorra tiempo y evita las colas

- Al mismo precio que en taquilla
- Tráela impresa o en tu móvil y accede al recinto

COMPRAR ENTRADAS